Abogado de maltrato médico

Doctores y otros profesionistas del cuidado de la salud tienen un deber jurado de proporcionar tratamiento médico seguro, ético y correcto a sus pacientes. Pero no siempre pasa. Más de 250,000 personas son víctimas de negligencia médica cada año.
La negligencia médica muy seguido tiene consecuencias trágicas a las víctimas y sus familias. De acuerdo a un artículo publicado recientemente en el Journal of the American Medical Association, más de 180,000 personas mueren a causa de errores médicos. Muchos otros sufren discapacidades de por vida como resultado de las lesiones relacionados con la negligencia.
Sin embargo, los casos por negligencia médica son de los más difíciles de comprobar. El Buró de Estadísticas de Justicia del Departamento de Justicia de los E. U., reporta que solamente un cuarto de los demandantes de los juicios por negligencia médica reciben veredictos favorables.
Para tener éxito, se necesita a un abogado con un conocimiento médico amplio, con acceso a los mejores expertos médicos, con los recursos financieros para construir un caso convincente, y con la habilidad de llevar el caso a juicio en contra de los abogados agresivos y con recursos ilimitados de los proveedores de los seguros por negligencia.
Quienes han sufrido daños y perjuicios por la negligencia de profesionales a raíz de una lesión de suma gravedad necesitan a alguien en quien puedan depositar toda su confianza, alguien con años de experiencia y un historial probado de éxitos. Los primeros días después de una lesión de ese tipo suelen ser confusos, dominados por la incertidumbre y toda una serie de interrogantes acerca del futuro. Abogados expertos en la materia.
Cuando un ser querido resulta lastimado innecesariamente por un médico de la salud a quien le hemos confiado nuestra salud o el bienestar de nuestra familia, experimentamos un gran dolor y un sentimiento de traición. Tristemente, muchas personas han sufrido por tratamientos médicos descuidados.
La negligencia médica es muy frecuente en Miami y en todo el país.
En Florida, significa la falta de un médico o proveedor de salud de actuar de acuerdo con las normas aceptados para el cuidado adecuado dentro de la comunidad. En otras palabras, cuando un doctor o enfermera o proveedor de servicios médicos es negligente y no actúa de la misma manera que lo haría algún otro proveedor de la misma especialidad y le causa al paciente serias lesiones o incluso la muerte, el doctor, enfermera, u hospital puede ser considerado responsable por infringir daño en su o sus pacientes.
¿De quién es la culpa? Los doctores no son los únicos demandados que pueden ser responsables en una demanda por negligencia médica. Dependiendo de lo que pasó y cómo ocurrió su lesión, hospitales, personal de hospital, enfermeras, farmacéuticos y otros profesionistas médicos pueden ser nombrados como demandados en un acción por negligencia médica.
Considerando que el doctor, enfermera u otro proveedor de la salud fueron negligentes y falló en las normas de cuidado requiere de una exhaustiva investigación, con todos los hechos del caso, con los testimonios de los expertos y con el cuidadoso proceso civil y las herramientas a disposición durante el juicio. Por tanto el abogado experto en la materia de negligencia tomara exhaustivas declaraciones de los acusados, de los expertos y hacen peticiones exhaustivas para la obtención de documentos clave. Así mismo, utilizan a los expertos en la autenticidad de documentos cuando se cree que los documentos han sido falsificados, alterados o omitidos, y mandan interrogatorios a los acusados para obtener la evidencia necesaria para salir victoriosos de un caso complejo de negligencia.
Si usted ha sido herido bajo cuidado médico y puede demostrar que su lesión es debida a algún error o al comportamiento irresponsable de su médico, es posible que se pueda entablar una demanda para que recupere daños y perjuicios. Necesitará a un abogado con experiencia en casos de mala práctica médica para evaluar las circunstancias de su caso, averiguar a quien se le debe la culpa y avisarle si existe la base para una demanda.
Finalmente, durante el juicio, se utiliza toda la experiencia, talento, esfuerzo, y recursos para probar que el médico acusado estuvo mal, que nuestros clientes tienen la razón, y que por lo tanto tienen el justo derecho de obtener un veredicto compensatorio en su beneficio; claro está que esto podrá conseguirlo con la asesoría jurídica de abogados expertos en mala praxis médica, que tienen la pericia legal y los conocimientos investigativos necesarios para montar un caso de mala práctica médica.