Abogado de Lesiones de nacimiento

Tener un hijo debe ser uno de los momentos más felices de la vida, sin complicaciones médicas. Sin embargo, cuando la negligencia de los profesionales médicos tiene como resultado lesiones o la muerte de un recién nacido, estamos ante un caso de negligencia médica. 

“Las lesiones del nacimiento” pueden ocurrir en cualquier etapa del embarazo, durante el trabajo de parto y durante los cuidados inmediatos después del parto. El cuidado inapropiado del recién nacido durante el trabajo de parto, puede causar falta de oxígeno y daños cerebrales.
Ocasionalmente, una lesión cerebral es una inevitable, pero trágica, consecuencia del nacimiento. Sin embargo, muchas veces la lesión cerebral de un bebé pudo haberse evitado y la lesión ocurre debido a que un doctor, enfermera u hospital incurren en negligencia médica.
Aunque los progenitores lamentan la vida que su niño llevará debido a la negligencia médica que causó la lesión cerebral, ellos también deben prepararse para afrontar la realidad del futuro del niño. El cuidado de por vida de su niño y los gastos pueden ser de tal magnitud que la familia no podrá cubrirlos y querrá fincar responsabilidades a la gente que causo las lesiones y evitar que otros niños sean dañados en el futuro.
En la mayoría de las jurisdicciones, el progenitor de un niño que sufre lesiones cerebrales durante el nacimiento tiene la posibilidad de demandar a nombre del niño. Toda jurisdicción tiene un ordenamiento sobre plazos y la demanda debe ser presentada ante el tribunal antes de la terminación del plazo respectivo. En consecuencia, es importante buscar el asesoramiento de un abogado experimentado en negligencia médica tan pronto como sea posible después de que usted se entere de las lesiones de su hijo.
A fin de recuperar los daños en una demanda por negligencia médica, un demandante debe estar en condiciones de probar que:

El acusado tuvo el deber de cuidar al niño. Un doctor, enfermera, partera, hospital o centro de nacimientos tiene el deber de cuidar a su niño cuando utiliza sus servicios para él;
El acusado no cumplió con el deber de cuidar al niño. Un acusado no cumple con su deber de cuidar al niño si falla al no actuar como lo hubiera hecho una persona razonable en esas circunstancias. Por ejemplo, si un obstetra razonable hubiera realizado una cesárea y su doctor no lo hubiera hecho sin contar con una razón médica para omitirla, entonces el obstetra puede haber incumplido con el deber de cuidar a su hijo.
El incumplimiento del acusado del deber de cuidar al niño fue la causa de las lesiones al niño: Las lesiones a su niño deben haber ocurrido debido a las acciones (u omisiones) del acusado. En otras palabras su niño no hubiera sufrido la lesión cerebral como ocurrió debido a las acciones del acusado; y
El demandante tiene derecho al pago de daños de acuerdo con la ley estatal: Si tiene éxito en demostrar los tres elementos anteriores de la negligencia médica, entonces tendrá derecho al pago de daños de acuerdo con la ley estatal.
Los daños posibles en una demanda por lesión cerebral de un niño incluyen la compensación de las cuentas médicas pasadas y futuras, dolor y sufrimiento, costos de rehabilitación, gastos de vida proyectados para el niño que probablemente no podrá sustentarse a sí mismo en su madurez debido a las lesiones y la pérdida de ingresos, si un progenitor no podrá trabajar debido a la demanda de cuidados que implica la atención de un hijo con lesión cerebral. En algunos casos, los tribunales también pueden otorgar daños punitivos contra el acusado.
Las lesiones cerebrales en el nacimiento de un hijo cambian para siempre la vida de una familia. Aunque los daños no pueden repararse, los causados no darán al niño las oportunidades que puede haber tenido si no hubiera sido lesionado, el pago de los daños financieros puede dar a la familia los recursos para proporcionar al niño los cuidados necesarios y hacer responsable al acusado de la negligencia médica
Solo los expertos capacitados en la valoración del trabajo de parto y el nacimiento, pueden determinar si las lesiones de un niño están relacionadas con lesiones del nacimiento. Y solo los abogados y profesionales experimentados podrán identificar casos de negligencia relacionados con partos en los cuales se usaron fórceps, extracciones con ventosas, trabajos de parto y nacimientos excepcionalmente largos, líquido amniótico escaso o distorsionado, cordón umbilical comprimido, bebés demasiado grandes para su edad, placenta rota y cualquier otra señal de falta de oxígeno o traumatismo.