Abogado de accidentes

Contratar a un abogado puede o no ser necesario dependiendo del monto de su reclamación y la gravedad de su lesión. El Tribunal de pequeñas reclamaciones en Florida considerará reclamaciones hasta por $5.000. Si su lesión es menor y ella no dará como resultado ninguna incapacidad o requerirá considerable atención médica, puede resolver el caso ante los tribunales de pequeñas reclamaciones.

Si ha resultado gravemente herido o no está seguro del resultado de su lesión, se debe consultar un abogado. Los casos de lesiones personales pueden complicarse bastante. En tales casos, un abogado tiene los conocimientos jurídicos, tiempo y recursos para manejar eficazmente su reclamación. Un abogado experimentado en lesiones personales podrá analizar con precisión el valor de su caso y cumplir todas las normas, requisitos y plazos que deben cumplirse. También es de destacar el hecho de que las estadísticas demuestran que las compañías de seguros pagan hasta más del doble de la indemnización cuando un abogado está involucrado en su reclamación.
La ley requiere que una demanda se presente en un plazo determinado de tiempo dependiendo de la naturaleza de la reclamación y la entidad que causó el daño. Esto se conoce como el estatuto de limitaciones. No presentar una demanda dentro de este marco de tiempo le impedirá la presentación en absoluto de la misma. En Florida, una acción para la recuperación de daños por lesiones basada en una causa de acción por lesiones personales o responsabilidad del producto, debe presentarse dentro de cuatro años contados a partir de la fecha en que tuvo lugar la causa de la acción. El estatuto de limitaciones para los menores o los incapacitados es menor, pero en todos los casos la acción debe comenzar dentro de siete años después de la fecha del incidente.
Las acciones basadas en mala praxis médica deben comenzar dentro de dos años a partir de los hechos o desde la fecha en que el incidente debió o debería haber sido descubierto, pero nunca más de cuatro años desde la fecha del incidente, a menos que el reclamante sea menor de edad. El estatuto de limitaciones por lo que se refiere a la muerte es de dos años desde la fecha en que ocurrió la misma. Sin embargo, cuando la mala praxis médica es la causa de muerte, se aplica el estatuto de negligencia.
Para efectos de cuantia, una reclamación se valora en la estimación de lo que un jurado probablemente considerará que vale, teniendo en cuenta la gravedad de la lesión, los efectos de la lesión en su vida y la negligencia de la otra parte. Si tuviera parcialmente culpa por el accidente, se reducirá proporcionalmente la cuantía de los daños. Las prestaciones recibidas de fuentes colaterales, como una agencia de seguros, no se utilizarán para reducir su daño económico recuperable.

Otros factores que pueden reducir los daños son el historial médico pasado, las lesiones pre-existentes y el historial de reclamaciones previas.
Una indemnización considerable puede ser demandada si sus lesiones son tan graves que requieran tratamiento médico extenso, ausencias del trabajo y lesiones permanentes. Esto es especialmente cierto si usted era un joven trabajador sano y productivo antes del accidente. Ello se debe a que un factor importante en el valor de su reclamación es la diferencia entre la calidad de vida antes del accidente, comparada con la que tiene después del accidente.
Florida es un Estado que respeta la regla de las fuentes colaterales, aunque no todos los Estados adoptan la regla. La regla de las fuentes colaterales en Florida afirma que cuando se es lesionado y lleva adelante una reclamación de daños personales.

Un abogado defensor que se oponga a su caso no puede presentar pruebas de pagos efectuados por su compañía de seguros o plan de cuidados de la salud (fuente colateral) facturas médicas o gastos, a fin de alterar o disminuir la cantidad que podrá concederse. Si al jurado sólo se le permitió ver qué facturas no han sido pagadas esto podría disminuir considerablemente la cantidad que pudiera concederse, en contraposición a la totalidad del importe. Por tanto, Florida no permite la presentación de tales pruebas a fin de que el demandante reciba la cantidad que fue contraída y que ya ha sido pagada por una fuente colateral.
Bajo la ley de Florida un demandante puede recuperar hacia el pasado, presente y futuro los gastos médicos en la reclamación de una lesión personal, pero sólo si los gastos son o estuvieron directamente relacionados con la lesión que se reclama, también sostiene que la compensación y el dinero otorgado deben ser razonables.

Para contactarse con un abogado de Kanner & Pintaluga puede llamar los 7 días de la semana durante las 24 horas, sea feriado o no, usted conseguirá que le atiendan y le brinden la experiencia de un profesional confiable. No se preocupe si no habla inglés, pues la firma cuenta con un equipo de profesionales multilingüe. Entendemos que una persona que está en estado de shock por un accidente o el de un familiar querrá expresarse en su propia lengua para hablar con confianza y fluidez y también querrá escuchar las cosas importantes en su propia lengua y sin intérpretes de por medio.
Se puede contactar al 1-(844) 567-3550 o hacerlo virtualmente, ya que existe en nuestro sitio web un asesor virtual que puede atenderle a través del chat.

Un accidente es eso, un accidente: un suceso imprevisto que altera el orden cotidiano de las cosas. Le puede pasar a cualquiera y seguramente es muy molesto, pero los abogados de Kanner & Pintaluga trabajan para que las víctimas de accidentes atraviesen ese contratiempo de la mejor manera posible. Sin preocuparse por los costos médicos excesivos, la pérdida de días de trabajo o la imposibilidad de utilizar su vehículo porque se encuentra en el taller mecánico. La prioridad es que los cliente reciban lo que es justo. Años de trayectoria y muchísimos casos ganados ante la corte avalan el buen trabajo que estos profesionales de la ley realizan.

Claramente el mismo es un delito tipificado en la normativa penal, Lesiones Personales, se da cuando se causa daño corporal o psíquico a una persona, siempre y cuando no haya habido intención de matar o como se conoce en derecho “culpa” que habla de la falta de intención de cometer un acto delictivo y no, como se suele usar en nuestro lenguaje diario, que refiere justo a lo opuesto, esta lesión debe incapacitar por un tiempo determinado o indeterminado, dependiendo sea el caso, se tratarían de lesiones graves, al sujeto para actuar en si mismo.

Leyes de lesiones personales proporcionan un recurso legal en caso de accidente, a las víctimas.
Este recurso legal, la mayoría de las veces beneficia a la víctima, puesto que al momento de que el agraviado instaure o proponga la demanda por lesiones personales, ante el órgano correspondiente, pueden surgir ciertas “calificantes” que refieren a un serie de situaciones, en derecho agraviantes, que le dan cierto carácter perjudicial al presunto victimario; que sugiere la negligencia, imprudencia, temeraria, o incluso un acto intencional. Principios generales del estado de negligencia que tienen el deber de cuidar a los demás.

Cualquier individuo, empresa, o una combinación de estas (personas con personalidad jurídica) puede ser negligente si incumple ese deber de reguardo o cuidado que se le otorga al momento en que el mismo deba velar, o se encuentre en situación de “cuido” de alguien más, de un tercero. La negligencia no requiere intención. La conducta que causó el daño o lesión sólo tiene que incurrir en una de atención que una persona razonable pudiere utilizar en circunstancias similares.
Uno de los ejemplos más comunes de la negligencia, por no decir el más mencionado, refiere a accidentes de tránsito. Los conductores, por ejemplo, por descuido en las vías terrestres por las cuales transitan, tanto ellos como otros conductores y peatones, siendo conductores distraídos enviando mensajes de texto o bien sea por exceso de velocidad, correr una señal de alto, o no ceder el derecho de paso, que el mismo se encuentre bajo efectos del alcohol, intoxicado, e inclusive el contratar a alguien para realizar una tarea que requiere una formación especializada o experiencia, sugiere negligencia.

Daños Corporales En Florida

El daño significa provocar dolor o perjuicio. Usamos la palabra para referirnos a que algo en perfecto estado fue modificado por una fuerza externa, y dependiendo de la magnitud del daño, se sufre deterioro o cese de funciones.
En caso de un accidente de auto con culpa, los conductores son responsables por las lesiones sufridas por el la víctima y las consecuencias financieras causadas por su negligencia, siendo su responsabilidad civil para con el agraviado resarcir este daño causado. La misma teoría se aplica a las lesiones y accidentes sufridas en diferentes entornos; en todo caso las partes negligentes son financieramente responsables por el daño que causan.
Indemnización Por Su Reclamo Una Lesión En La Florida.

Los reclamos de lesiones personales se compensan bajo nuestro sistema de justicia civil mediante la concesión de daños y perjuicios.
La indemnización de daños y perjuicios comprende, no sólo el valor de la pérdida que hayan sufrido, sino también el de la ganancia que haya dejado de obtener el acreedor, salvo determinadas disposiciones previstas en la ley.
La indemnización en una demanda por lesiones personales se clasifican generalmente como:
• Pérdidas económicas
• No económicas.
• Daños punitivos; refiere a un tercer tipo de daños y perjuicios.

Por otro lado podrán concederse en algunos casos de lesiones personales, si hay pruebas de negligencia grave o temerario desprecio por la vida y la seguridad de los demás.
Para casos de negligencia grave, se incluyen los accidentes automovilísticos que involucran a conductores ebrios.
Bajo la ley de Florida, los daños económicos incluyen la compensación financiera para:
• Gastos médicos pasados ​​y futuros y gastos
• Pérdida de salarios
• La pérdida de la capacidad laboral
• En cuanto los gastos de bolsillo
Abogados De La Florida Negligencia

La compensación económica puede incluir los gastos médicos en general y a futuro. Dependiendo de la gravedad de la lesión, gozando los demandantes de su derecho al pago de las pruebas y seguimiento de su causa, además de beneficios por incapacidad.
Este dinero es empleado para la compensación moral de la víctima, como la pérdida del disfrute de la vida y desfiguración de cicatrices, además de otros daños psicológicos derivados del trauma y los inconvenientes que siguen un accidente, una lesión catastrófica o por negligencia muerte.

El estado de la Florida ha diseñado un código de leyes, llamado DMV (Department of Motor vehicles), que es el ente encargado de regular el uso de cualquier vehículo de motor. Penosamente, el índice de accidentes de automóviles en el estado de la Florida ha aumentado el último año. Como en muchas partes del mundo, una colisión debe ser tratada como un caso legal, donde se deben presentar cargos en contra del causante del siniestrado, ya que puso en peligro la vida de otros ciudadanos.

Hay muchísimos delitos y leyes ligados a la conducción de un vehículo de cuatro ruedas, donde se protege tanto al conductor como a los transeúntes, velando siempre por la seguridad de cada ciudadano. Como abogado activo en el estado de la Florida debes conocer las leyes para defender a tu cliente en cualquier caso.

Hay más de dos partes que pueden estar ligadas directamente a un accidente, como lo son: el conductor de un vehículo de cuatro ruedas; un peatón al cual chocaron o el dueño de un inmueble afectado por la colisión. Como abogado, puede que atiendas a cualquiera de estos casos en algún momento, y cada uno de ellos se lleva de una manera diferente.

Es bastante normal que tus servicios sean necesitados por un conductor que sufrió de un accidente. En este caso, debes demostrar que tu cliente manejó de la mejor manera, y el accidente se debió por un agente externo. Se te mostrará a continuación varios escenarios y lo que deberás exponer como defensor. Si tu cliente sufre un choque contra otro automóvil, se debe hacer una búsqueda exhaustiva de testigos, cámaras de seguridad y cualquier testimonio que se pueda recoger en la escena. Como abogado, tu primer trabajo será contactar con la empresa aseguradora y mostrarle los daños para que ellos cubran con los gastos del vehículo (siempre y cuando entre dentro del contrato de seguro firmado con anterioridad). Otro escenario puede ser que tu cliente haya arrollado a un peatón; tú, como abogado del conductor, deberás demostrar que la luz de cruce estaba efectivamente en verde, que la víctima cruzó descuidadamente la calle y que tu cliente estaba siempre atento al camino. Otro caso es uno de los más comunes en la Florida: colisión contra un objeto inanimado. Por lo general, este caso es el más difícil de llevar, ya que generalmente no se cuenta con muchos testigos que abalen la inocencia de tu cliente y deberás buscar pruebas en otros lugares. Puedes acudir al factor clima para demostrar la inocencia de tu cliente; si llovía, seguramente tu cliente perdió el control del vehículo por el pavimento resbaladizo y colisionó contra un árbol, por ejemplo. Se puede incluso ir al factor entorno, donde una calle mal pavimentada, o un bache en el suelo (que no posea una advertencia) sea la causante de dicho accidente.

Ahora, también podrías ser el abogado a favor de los afectados por el choque. En el caso de una colisión entre dos automóviles, el proceso anterior se repetirá. Si usted será el defensor de la víctima (transeúnte), aquí es donde el proceso cambia. Su cliente tiene la de ganar, siempre y cuando haya cruzado por el rayado y cuando hubiese luz roja. En el estado de la Florida, un peatón tiene prioridad al momento de cruzar una calle, ya que es más vulnerable si es alcanzado por un auto en movimiento, por lo que se le exige al conductor tener más precaución. ¿Qué debes exigir como abogado por tu cliente si se vio afectado por un choque? Si su cliente presenta una lesión por culpa del accidente, se le podrá exigir una compensación al conductor por una suma que cubra su reposo fuera del trabajo (para poder ayudarse a pagar las cuentas), si sufrió alguna fractura, demandar que el conductor corra con gastos médicos y gastos post-operación, incluso podría pedir una suma por daños y prejuicios, ya que su cliente podría presentar daños emocionales. El último ejemplo se presenta cuando los bienes de su cliente son los afectados por un choque. Como abogado, deberá demostrar que el conductor manejó de manera indiscriminada, negligente o bajo efectos del alcohol. Si es el abogado familiar, debe aconsejarle a su cliente instalar cámaras de seguridad para casos de este tipo, donde se pueda demostrar que el causante de los daños es realmente el culpable.