Abogado de Accidentes de Barco

Si ha resultado gravemente herido o no está seguro del resultado de su lesión, se debe consultar a un abogado. Los casos de lesiones personales pueden complicarse bastante. En tales casos, un abogado tiene los conocimientos jurídicos, tiempo y recursos para manejar eficazmente su reclamación. Un abogado experimentado en lesiones personales podrá analizar con precisión el valor de su caso y cumplir todas las normas, requisitos y plazos que deben cumplirse. También es de destacar el hecho de que las estadísticas demuestran que las compañías de seguros pagan hasta más del doble de la indemnización cuando un abogado está involucrado en su reclamación.
Las masas de agua de Florida lo convierten en un lugar privilegiado, sus costas y playas son mundialmente famosas en materia de turismo, para disfrutar de actividades recreativas de agua de todo tipo, incluyendo paseo en barco. Florida lidera la nación en canotaje y lugares de pesca, atrayendo turistas de todo el país que pasan sus vacaciones disfrutando de las hermosas aguas cristalinas.
Por esta misma razón, es un lugar susceptible a accidentes ocasionados en embarcaciones. Los operarios de estas embarcaciones suelen ser navegantes novatos, o carentes de la experiencia que conlleva a tener bajo su guarda a una cantidad considerable de personas aunado a alto grado de consumo de alcohol en el mar.
Esta afluencia turística de la zona de Florida y su fama a razón de las actividades que se llevan a cabo en sus costas, nos lleva a los accidentes en barco, que pueden ser extremadamente costosos y da lugar a lesiones serias que conducen a batallas largas con las compañías de seguros. En cualquier situación de lesión que implica trabajar con ajustadores de seguros, el abogado de lesiones personales puede ser su mejor recurso.
La ley de Florida requiere que cualquier persona que opere un barco debe hacerlo de una manera razonable y prudente, teniendo cuidado de cumplir con todas las restricciones de velocidad y la vigilia publicados. Al igual que conducir un coche, navegar en barco bajo la influencia del alcohol es ilegal.
Es entonces, durante la temporada alta de turismo, y se resalta la misma porque es en esta época que se dan más los accidentes en barco, provocadas por el uso de alcohol y otras sustancias no controladas. Cifras que son realmente alarmantes.

Lo que conlleva a la imperiosa necesidad de contratar los servicios de un profesional en el derecho. Con el fin de recuperarse de un accidente en barco los reclamos de lesiones personales, las personas tendrán que probar que sus lesiones fueron el resultado de la negligencia o imprudencia de otra persona. Al igual que con un accidente de coche, la parte lesionada tendrá que presentar pruebas para permitir que el tribunal pueda recrear la escena del accidente con el fin de determinar quién tenía la culpa.
Para efectos del cálculo de un arreglo, una reclamación se valora en la estimación de lo que un jurado probablemente considerará que vale, teniendo en cuenta la gravedad de la lesión, los efectos de la lesión en su vida y la negligencia de la otra parte. Si tuviera parcialmente culpa por el accidente, se reducirá proporcionalmente la cuantía de los daños. Las prestaciones recibidas de fuentes colaterales, como una agencia de seguros, no se utilizarán para reducir su daño económico recuperable.
En algunos casos, la póliza de seguro de un dueño de casa se puede extender para cubrir daños causados por un accidente de canotaje. Sin embargo, si el perjudicado puede demostrar que sus lesiones fueron causadas por acciones negligentes o imprudentes de otra persona, la persona lesionada tiene el derecho de recuperar sumas sustanciales para ayudar a pagar los gastos médicos.

Los responsables de las lesiones sufridas pueden ser considerados responsables no sólo de los gastos médicos de la parte perjudicada, sino también por sus salarios perdidos, (incluyendo futuros salarios perdidos si las lesiones les impiden trabajar), así como el dolor y el sufrimiento. Un abogado de accidentes de barco en Miami puede ayudar a los clientes a determinar qué tipo de recuperación puede estar disponible en su caso específico.
Una indemnización considerable puede ser demandada si sus lesiones son tan graves que requieran tratamiento médico extenso, ausencias del trabajo y lesiones permanentes. Ello se debe a que un factor importante en el valor de su reclamación es la diferencia entre la calidad de vida antes del accidente, comparada con la que tiene después del accidente.

Un abogado entones, puede ayudar a la determinación de un trato justo.

Un accidente de barco puede ser clasificado como cualquier accidente en el que uno o más buques de navegación marítima se involucren.  Aunque los accidentes de barco comparten muchas similitudes con los accidentes de tráfico, tales como daños y perjuicios sufridos como consecuencia de la colisión (s), los accidentes de barco posee un elemento adicional de peligro debido a la presencia de agua. El ahogamiento representa más de 7.000 muertes por año. El peligro añadido de ahogamiento en conjunto con lesiones físicas, además de daños a la propiedad, permite que los accidentes de barco sea uno de los accidentes más peligrosos. Sin embargo, con una formación adecuada, la participación en cursos de seguridad y certificación, los accidentes de barco se pueden evitar. 

Tomando Acción Legal Después de un Accidente de Barco

Ya sea que usted fue lesionado en un barco velero, lancha, o crucero, en casos gobernados por leyes estatales usted tendrá que comprobar negligencia. Esto generalmente requiere que usted establezca la obligación de cuidado, violación de esa obligación, la casualidad real y próxima, y los daños actuales.

En casos involucrando colisiones entre dos barcos de recreo, el operador del barco puede tener un reclamo en contra del otro operador. Pero, en algunas colisiones de dos barcos, los dos operadores tienen culpa parcial. Las leyes estatales gobiernan si un operador puede obtener alivio de un culpable, aunque he o ella sea parcialmente culpable por sus propias heridas. Illinois sigue una doctrina de negligencia comparativa modificada, en el cual una víctima de accidente puede recuperar alivio solo si él o ella es 50 por ciento o menos culpable por las heridas. Pero, la recuperación es reducida por una cantidad igual al porcentaje de la culpa.

Otra situación común en accidentes de barcos ocurre cuando un barco pega a otro barco o pega con un objeto sumergido. Cuando esto sucede, el agua puede golpear al barco con una fuerza que golpea a los pasajeros hacia abajo o al lado del barco. Responsabilidad puede ser extremadamente difícil de determinar.

Los operadores de barco son requeridos a mantener sus ojos entrenados a peligros potenciales, pero factores numerosos afecta la determinación de responsabilidad, incluyendo la velocidad del barco, la visibilidad, tráfico, cualquier advertencia dada por el operador, y el tamaño del objeto. Dependiendo en las reglas gobernantes del agua específica, el operador de bote quien creo la estela puede ser negligente. En lugares de no-estela, cualquier estela es una violación de las reglas de seguridad, y un operador quien crea una estela es considerado ser negligente. Similarmente, si el área está lleno de gente, operadores no deben crear grandes estelas.

Leyes de seguridad y regulaciones requieren que haya equipos de seguridad a bordo, como chalecos salvavidas y luces de navegación. Si, por ejemplo, un crucero descuida en mantener un número suficiente de estos a bordo, puede ser difícil rescatar a pasajeros en el evento de un accidente. Esto puede resultar en lesiones o muerte. Un crucero que falla en mantener el equipaje de seguridad necesario a bordo probablemente será responsable por cualquier daño que resulte.

Tipos de Accidentes de Barco 
 Los accidentes de barcos varían de los grandes buques comerciales, a los barcos pequeños y privados. Por otra parte, los accidentes de la navegación pueden ir desde lesiones sufridas en los cruceros a los sostenidos durante su participación en deportes acuáticos, como esquí acuático y wakeboard. 
 Si bien los accidentes de barco puede involucrar tanto a los daños y perjuicios debido a la colisión, informa que más del 70 por ciento de los accidentes de barco tiene como resultado muertes por ahogamiento. Otras causas de los accidentes de barco son impropias y / u operación imprudente. 

Conducir en estado de ebriedad: Las leyes de navegación que involucre el manejo inadecuado de una embarcación en estado de ebriedad respecto a las leyes de DUI en su lugar respectivo de la operación. Por ejemplo, en un estado donde el límite legal es de .08 de alcohol en sangre (BAC) para la operación de un vehículo de motor, lo mismo se aplica para el funcionamiento legal de un barco. Por otra parte, las sanciones se reflejan,  dependiendo de la gravedad del accidente de barco, las sanciones por los accidentes de barco DWI pueden incluir multas, la pérdida de las licencias de navegación, y algún tiempo en la cárcel. 

Certificaciones 

Certificado Barco Operador / Licencia de barcos: Los protocolos para el funcionamiento legal de las embarcaciones varían de estado a estado. En ciertos estados, la obtención de una licencia de embarcación debe lograrse a través de la Oficina de Servicios Marinos, mientras que otros requieren la adquisición de una licencia de navegación a través del Departamento de Parques y Vida Silvestre. Cada Estado no sólo mantiene un estándar de la edad legal para operar un barco, sino también un regimiento de cursos y exámenes para obtener una licencia de navegación. Accidentes de barcos procedentes de la explotación abusiva o ilegal de un barco puede resultar en la pérdida, revocación o suspensión de una licencia de navegación.  

Los operadores de embarcaciones de Seguros: Parecido a los seguros de vehículos, la operación de un barco requiere que el propietario / operador poseer seguros. Navegación de seguro no sólo cubre el propietario / operador de un barco, sino que también cubre los daños o perjuicios sufridos por, o como resultado de que sus específicos / operador. La operación de un barco sin seguro es a la vez ilegal e ilícito.